Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /home/defensor/public_html/includes/joomla.php on line 845
DEFENSORES DE LA DEMOCRACIA - Las ONG's
Nuestra Institución arrow Las ONG's  
sábado, 18 de noviembre de 2017
Las ONG's

HABLANDO DE CAVIARES Y SUS CARACTERISTICAS

 

Iván Budinich Castro

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

18 de Septiembre de 2012

 

¿Qué es un caviar?,  ¿A quién le decimos que es un caviar?, ¿Es un insulto llamar a alguien caviar?

Los orígenes modernos del término “caviar” para referirse a los miembros de un segmento de la izquierda política, se remontan hasta  la “gauche caviar” inventada en Francia para hacer referirse a los políticos de izquierda provenientes de una condición social privilegiada. En distintos países este vocablo ha tenido distintos equivalentes. Así tenemos “Toscana-Zosi” en Suiza,  “Champagne Socialits en Inglaterra  y “Radical Chic” en los Estados Unidos.

Entre nosotros esta locución la uso por primera vez el periodista Herbert Mujica en unas de sus columnas satirizando a este segmento de la izquierda en nuestro país.

Como obviamente el Perú no es Francia y los términos evolucionan con el paso del tiempo, el adjetivo “caviar” en nuestro país no significa lo mismo que significaba en Francia. El término “caviar” ha evolucionado en sus acepciones y se ha ido ampliando hasta cubrir algo más de lo que originalmente significaba.

¿Quién es caviar en el Perú? Cuando hablamos de los “caviares” nos referimos por lo común a un circulo de izquierdistas de antigua data que están agrupados en torno a un conjunto de ongs primordialmente dedicadas a los derechos humanos que se distinguen por un enconado sesgo contrario al Estado y a las fuerzas del orden a menudo obstaculizándolos en su accionar contra la subversión terrorista.

Por extensión esta denominación se ha generalizado a todos los que comparten la cosmovisión del pensamiento políticamente correcta que fundamenta la idea de vida caviar, a los que aspiran a ser caviares,  a los acaviarados, a los que creen que son caviares y a los asalariados de los caviares.

Existen también los caviares de derecha, un grupo humano que comparte procedencia y valores con los caviares clásico, pero que se distingue por el compromiso tanto con la democracia como con la economía de mercado. En la práctica terminan de caja de resonancia y tontos útiles de sus primos de izquierda. En otra ocasión nos referiremos a ellos especímenes en particular.

¿Es un insulto? Indudablemente el adjetivo "caviar" no es un insulto y en la actualidad no denota una posición de clase, sino que describe un posicionamiento de carácter político, su uso se ha extendido tanto que ya su intencionalidad original ha perdido fuerza y ha adoptado otras connotaciones más apropiadas para nuestra realidad. No contiene la carga de odio implícito que tiene el tan socorrido "facho" que tan sin razón usan las izquierdas contra todo aquel que no comulgue con su credo. Por supuesto, no es lo mismo "caviar" que "caviar de m...". 

¿Qué distingue al caviar de los no caviares?

Por antonomasia un caviar es incapaz de tolerar un discurso distinto al propio al punto de negarle todo esbozo de verdad y pretender desacreditar al adversario al extremo de hasta negarle la condición de ser racional y por ende de humano ¿Les suena DBA, facho, fujimontesinistalanista  y otros motes con que la propaganda caviar ha pretendido vetar a sus contendientes políticos e ideológicos de los últimos años?

La intolerancia es un hecho resaltante en nuestra sociedad, las últimas elecciones la han sacado a la luz en mil maneras, pero el caviar (me refiero a la vertiente izquierdista)  saca aquí otro distintivo que es clásico en su segmento y es el doble discurso. Un caviar habla de tolerancia y democracia todo el día, aborrece a  Pinochet y habla pestes de Fujimori,  pero la izquierda caviar aplaude a los nada democráticos: Fidel Castro, Hugo Chávez, Rafael Correa, Evo Morales; mientras encuentra siempre pretextos para evadir condenar los “excesos” de las dictaduras de izquierda.

Siguiendo esta línea de accionar el caviarismo se distingue además por ese espíritu de cuerpo que entre los peruanos conocemos como argolla y que se expresa en ese viejo precepto: “Para mis amigos todo, para mis enemigos la ley”. Nunca veremos a ningún caviar admitiendo ni los errores, ni las omisiones, ni tampoco los delitos de ninguno de sus allegados o aliados. Siempre será culpa de la derecha cavernaria, del Estado, del mercado, de cualquiera, menos del susodicho. Todos los delitos del mundo son de la derecha, del imperialismo yanqui (donde mandan a estudiar a sus hijos y de donde reciben financiamiento para sus ong´s), del sionismo o de cualquier otro, menos de la izquierda que es buena, santa y sagrada.

¿Que es lo que no ve Steven Levitsky? El politólogo norteamericano radicado en el Perú que recientemente, ha intentado centrar la diferenciación entre caviares y no caviares en relación con el conflicto entre valores materiales y materiales, si bien acierta al señalar una tendencia clara en nuestra sociedad, comete un error de fondo al no comprender que el conflicto halla su origen en la utilización instrumental de los denominados valores inmateriales como parte de una estrategia de hegemonía política y cultural por parte de un colectivo social dado. No aborda tampoco el entramado de relaciones de la izquierda de los 60´s y 70´s -de donde provienen los cabecillas del caviarismo original- con la subversión terrorista de los 80´s y su falta de definición firme frente a este a la par que su condena permanente al accionar del Estado en un contexto de lucha antiterrorista; todos ellos factores clave para entender la oposición actual entre caviares y no caviares.

*******************************************************************  

 

 

 

NO SON ANGELES

Iván Budinich Castro

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

19 de Septiembre de 2012 

 

¿Confiarías estimado lector en un miembro del directorio de una empresa de Telefonía por ejemplo pasara de la noche a la mañana al servicio del Estado precisamente en el área de comunicaciones y que sus decisiones curiosamente favorables a la empresa para la cual antes trabajo, sean fruto de una mirada imparcial? Supongamos ahora que este destacado caballero o esta eminente dama, al término de su labor se reintegrara precisamente a esa misma compañía ¿No tendríamos derecho a sospechar de la imparcialidad de sus decisiones por lo menos?

Vayamos ahora a un tema distinto ¿Podríamos confiar en por ejemplo la idoneidad del abogado de un bufete “X” si pasa a presidir una comisión de indultos por donde van a pasar precisamente los casos de sus defendidos. Yo me reservaría el derecho de sorpresa.

¿Por qué sin embargo cuando se decide colocar en posiciones clave a integrantes destacados de organismos de la sociedad civil, se nos exige creer a pie juntillas en su imparcialidad por el solo hecho de que así debe de ser y porque (así me han dicho) no es lo mismo una empresa privada que una asociación civil sin fines de lucro.

Para resolver dilucidar este problema, creo yo que es menester ver cuáles son los objetivos detrás de los que se mueven ambas instancias, por un lado las empresas privadas sociedades sin fines de lucro.

Una empresa privada tiene una finalidad muy claro: el ganar dinero. Para conseguir tal satisface las necesidades de sus clientes y realiza una serie de actividades conexas, no obstante desde su fundación misma, tanto la visión como la misión de la empresa están supeditadas hacia su único y verdadero objetivo que es la obtención de ganancias.

Las asociaciones sin fines de lucro cualquiera fuera su figura, nacen de una visión de corte ideológico de sus integrantes y su compromiso por llevarlo a la practica. Todas y cada una de las acciones que se suscitaran, su misión y su visión se hallan supeditadas al logro de este objetivo ideológico.  

¿Cuál es la diferencia en todo caso? Mientras el gestor de la empresa privada, tiene una mirada instrumental con respecto a su actividad, el gestor de la sociedad civil supedita sus actos a su idea de vida. Que uno reciba utilidades y el otro no, no significa que el empresario social sea un santo de cuyas acciones inmaculadas no podamos desconfiar.

Vayamos a un tema de moda ¿Crees querido lector cree que un estudio sobre viabilidad de un proyecto minero gestionado por una empresa minera sobre un proyecto  en particular va a ser íntegramente imparcial y si ese mismo estudio fuera gestionado por una ONG antiminera arrojaría acaso los mismo resultados? Por supuesto que puede ocurrir, pero la más de las veces no ocurre y eso pasa porque cada uno de los organismos y tanto los actores empresariales como los  de naturaleza “social” actúan motivados unos por sus intereses y otros por sus cosmovisiones.  

¿Existe algún motivo en particular para creer en la imparcialidad apriorística de los profesionales de la sociedad civil por sobre la de los profesionales del ámbito empresarial? La verdad es que no es así y resulta hasta ridículo sostenerla ciegamente como lo hacen los defensores de la “santidad” de la sociedad civil.  Lamento contrariarlos, pero el solo hecho de que sus actividades no dejen lugar al reparto de utilidades, no les convierte en ángeles caídos del cielo.

******************************************************************* 

 

 

Pequeña Mafia de 'Caviares' Controla las ONG's que Manejan Millones de $$$
 
 ¡Al descubierto!: Los millonarios recursos que reciben 12 ONG 'caviares'

Todos los periodistas que hicieron campaña contra la ley de transparencia integran una de ellas

El presidente del Consejo por la Paz, Francisco Diez Canseco Távara, en su presentación ante la subcomisión que evalúa la cooperación internacional al Perú, reveló que 12 Organismos No Gubernamentales (ONG) de la llamada izquierda 'caviar' que se oponen a la ley que fiscaliza el destino de esos recursos recibieron más de 43 millones de dólares durante el gobierno de Alejandro Toledo, captados a través de la Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI).

Leer más...
 

Marcial Ayaipoma: “ONGs no deben intervenir en el Tribunal de Honor”

Afirma que tienen su corazoncito partidario
El presidente del Congreso, Marcial Ayaipoma, afirmó ayer que algunas ONG están bastante cuestionadas en el país y que por ello “sería lo mejor que en el tribunal de honor del Pacto Ético Electoral no intervengan, porque siempre tienen su corazoncito partidario”.

Leer más...
 

Partidos Políticos Rechazan “Pacto Ético” de las ONG

Politizarían una función que debe ser imparcial
Desde el Partido Aprista (PAP) hasta el Frente Independiente Moralizador (FIM), las agrupaciones políticas del país rechazaron ayer el “Pacto Ético” que han creado las ONG para penetrar el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) y el proceso electoral en marcha, con fines políticos y mercantilistas.

Leer más...
 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 Siguiente > Final >>

ENCUESTA
     Que tema le fue de      interes?
 
Webdesign by Webmedie.dk Ny hjemmeside