Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /home/defensor/public_html/includes/joomla.php on line 845
DEFENSORES DE LA DEMOCRACIA
La Comisión de la Verdad

La Comisión de la Verdad

Autor: Ing. Julio Favre

Fuente: Correo

23 de Septiembre de 2012

 

Cuando el gobierno creó la "Comisión de la Verdad", supuse que era una comisión que iba a enseñar a los peruanos a no ser mentirosos. Pero lo que se creó fue una comisión que lo que ha hecho es recordar el horror y la barbarie que sufrió nuestro país hace 15 años, cuando Sendero Luminoso declaró esta guerra fratricida al Estado Peruano. ¿Qué se ha logrado? Crear una especie de reivindicación de los subversivos... que dejaron claro que eran y son una opción política y que su marxismo-leninismo-maoísmo-pensamiento Gonzalo (y por lo tanto la lucha de clases) sigue vigente. La Comisión de la Verdad ha dejado muy mal parados al Estado Peruano y en especial a las fuerzas del orden.

Esta comisión, que sobrepasa los límites del Poder Judicial, es un contrasentido político que nos llevará a más odio y más desconfianza entre los peruanos.

Pretender castigar a los que defendieron nuestra patria arriesgando sus vidas es peligroso, y nos retrata como malagradecidos. Perseguir a los que mataron a los que nos asesinaban es estúpido y ojalá no tenga el propósito de la intimidación en el accionar futuro de las FF.AA. y Policiales.

Hay un error en creer que porque estamos en democracia todo el mundo tiene el derecho a saber todo y a decir de todo sin respetar ni las penas ni el honor de las personas. Se aprovecha esa curiosidad morbosa de los peruanos para mostrarnos escenas que deberíamos olvidar y que no ayudan a la reconciliación.

La reconciliación debe ser entre todos los peruanos que quieran vivir en paz y no con aquellos que nos asesinaban y destruían nuestro país y que ahora tienen hipócritamente el mismo objetivo, pero a largo plazo.

Los peruanos debemos preocuparnos por hacer cosas positivas y mirar hacia el futuro. Y el Poder Judicial debe aplicar la justicia con equidad, sin ánimo de venganza y sin necesidad de una Comisión de la Verdad, que, por cierto, no cuenta la verdad.

 

*******************************************************************