Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /home/defensor/public_html/includes/joomla.php on line 845
DEFENSORES DE LA DEMOCRACIA
Nuestra Institución arrow La CVR, Omisiones a la Verdad arrow Respuesta al ex Presidente de la Comisión de la Verdad y Reconciliación  
sábado, 18 de noviembre de 2017
Respuesta al ex Presidente de la Comisión de la Verdad y Reconciliación PDF Imprimir E-Mail

 

Respuesta al ex Presidente de la Comisión de la Verdad y Reconciliación


¡Ay, Salomón !

 

Autor:    Hugo Guerra

Fuente: Diario El Comercio

19 Setiembre 2012. 


Siempre respeté a Salomón Lerner Febres como filósofo, ex rector universitario y ex presidente de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR). Sin embargo, la consideración disminuye ante quien, alejado de la serenidad, agrede a los que critican su obra.

En la reciente edición de "Caretas" alude a mi supuesta "historia personal". Sostiene que fui "asesor político del Almirante Luis Giampietri" y que por ello hoy soy "absolutamente " contrario a la comisión que alguna vez elogié. Es penoso que no verifique los hechos.

En 1999 me cupo solicitar, por primera vez, el establecimiento de una Comisión de la Verdad. Lo hice desde la Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), realizada en Chile, cuando ocupaba el cargo de vicepresidente para el Perú de la Comisión de Libertad de Prensa. Mi planteamiento fue construir un grupo equivalente al que ayudó a cerrar las heridas en la Sudáfrica después del "apartheid". Eso, junto a mi pública militancia antiautoritaria y la investigación sobre el grupo Colina, me costó desde amenazas hasta un juicio propiciado por los esbirros de Servicio de Inteligencia Nacional (SIN).

Pese a las diferencias conceptuales, saludé a la CVR, presté testimonio sobre los evidentes errores que cometimos desde la prensa por inexperiencia ante el embate terrorista y relievé el informe. También me sumé a la defensa de Salomón cuando hubo amenazas contra su vida. Y acabo de precisar, en este espacio, que "sería absurdo desconocer la contribución en el establecimiento de una serie de hechos gracias al trabajo que encabezó Lerner".

¿Porqué , sin embargo, soy crítico de la propia CVR? La verdad, nada tiene que ver con Giampietri, oficial digno de nuestra Marina de Guerra y de quien me honro ser amigo, aunque jamás he sido su asesor político.

Mis observaciones se orientan a cuestiones muy precisas que he podido verificar bastante después del mencionado informe :

Primero, la comisión no hizo un trabajo científico, sino un juicio político y tiene errores gruesos como el cálculo de 69,280 víctimas, cuando estudios más razonables validan no más de 28 mil muertos.

Segundo, no acepto que hubieran violaciones sistemáticas de los derechos humanos por parte de las Fuerzas Armadas, conclusión indiciaria del sesgo ideológico de los comisionados.

Tercero, discrepo de las reparaciones económicas que se han convertido en un negocio de ONG cuestionables.

Cuarto, me parece indebido que no se convocara a los militares a las audiencias públicas.

Quinto, no acepto que se ponga a toda la Nación como corresponsable, de igual a igual, de una inexistente "guerra interna", cuando lo cierto es que el terrorismo genocida atacó a mansalva a los peruanos.

Sexto, repudio que el Estado tome las conclusiones como judicialmente vinculantes.

Y séptimo, no creo en reconciliaciones con quienes jamás se han arrepentido, ni con quienes sofisticadamente siguen intentando justificar la violencia desde la soberbia de considerarse intocables por haber pertenecido a una comisión que no estableció toda la verdad.

 

Comentario posterior de Hugo Guerra en su Facebook: 

 

A propósito de mi artículo sobre la CVR y Lerner, me preguntan (e insisten, por ejemplo en este mismo muro) ¿por qué creo que hay un sesgo en el Informe Final? Trataré de ser, nuevamente, muy preciso:

El trabajo de los comisionados, al no ser científico (lo que no invalida muchas de sus investigaciones sobre lo ocurrido), terminó siendo una interpretación, apenas un juicio político, del proceso de la violencia desatada por el terrorismo. Ya desde la propia relativización del uso de ese término que hacen los comisionados se advierte su sesgo conceptual, porque no les gusta, lo remiten a la falta de unanimidad jurídica. Más o menos lo mismo que decía la Izquierda Unida (cuna de muchos comisionados) cuando en 1984 -es decir bajo el embate de SL y el MRTA- no renunciaba a "ningún medio de lucha... legal o ilegal" en su pretensión de llegar al poder.

Bastaría esta sola perla para poner en tela de juicio la elemental objetividad que debió tener la CVR, pero hay mucho más: los comisionados fueron designados por ser supuestas personalidades defensoras de la democracia, sin embargo, la mayor parte de ellos provenía de canteras de una izquierda marxista o vinculada al más duro populismo de izquierda (léase velasquismo). De modo que sin restarles el derecho a que participaran y sin negarles la calidad intelectual o académica que pudieran acreditar, es evidente que sus conclusiones terminaron siendo sustentadas ideológicamente. Es decir, basadas en un pensamiento que, paradójicamente para el fin propuesto, era anti sistema o sofisticadamente "revolucionario".

Eso explica, entre muchas otras cosas, el antimilitarismo que claramente se desliza cuando se pretende incluir a todas nuestras FF.AA. (a las que los comisionados sofistamente les "reconocen" su accionar no contra el terrorismo, sino contra el "partido" Sendero Luminoso).
 
De modo, pues, que aquellos que quieren defender a la CVR a capa y espada, los exhorto a que no sean manipuladores ni desvirtuadores de argumentos. Defiendan a su criatura y a sus amigos francamente, den debate ideológico, sin subterfugios de absurdo literalismo. Y si creen que el Informe Final es sacrosanto, vamos, díganlo, pero acepten democráticamente que quienes profesamos una ideología diferente tenemos derecho a disentir y a oponernos francamente, sin subterfugios, a un trabajo que si bien tuvo aciertos, debe revisarse y debe criticarse hasta que toda la verdad aflore y hasta que una eventual reconciliación sea posible bajo la premisa de la derrota final del violentismo y, por lo menos el pedido de perdón efectivo de los genocidas.

  

 

 
< Anterior   Siguiente >
ENCUESTA
     Que tema le fue de      interes?
 
Webdesign by Webmedie.dk Ny hjemmeside